«Abogada, caraqueña, en 2013 emigré a Europa. Las vueltas de la vida me han traído a España desde hace un poco más de un año, residiendo actualmente en la hermosa ciudad de Valencia. Estoy muy entusiasmada de realizar este máster pues significa un avance más en mi camino académico y profesional;  oportunidad que he conocido gracias a la Fundación Código Venezuela.

Conocí la fundación por pura casualidad, a través de esos vídeos que te reenvía un familiar y cuando ves lo que dura ¡te da pereza abrirlo! Mi sorpresa fue que cuando saqué cinco minuticos para ver lo que anunciaban, un bello evento en Madrid donde celebraron la venezolanidad, se reveló ante mí lo que sería el enlace a una grandiosa oportunidad.

Aparte de disfrutar un pedacito de aquel hermoso evento en la Plaza Colón con la “orquesta de la diáspora”, me enteré de la existencia y enfoque de la fundación. Acto seguido, visité su página web, la revisé por encimita y me enganchó esto de buscar enaltecer lo mejor del
venezolano y apoyarlo en sus sueños. Dejé la página guardada en mis favoritos “por si acaso”.

Unas semanas después, entre una cosa y otra, decidí que quería seguir estudiando.

Hice mi introspección respectiva y llegué a la conclusión de que quería explorar el área del marketing digital. Como estas decisiones también implican una inversión, armé mi presupuesto y emprendí la búsqueda del máster ideal, que además me brindara la posibilidad de optar por una beca y/o facilidades de pago.

Y ¡clic! Se me prendió el bombillo y volví a revisar la página web de aquella fundación que dejé guardada “por si acaso” y fue cuando vi la oportunidad de este máster. Me puse en contacto con la Escuela de Negocios y Dirección, aliados de Código Venezuela. Comparé otros programas en contenido y precio. Y acá estoy inscrita, segura de haber tomado una buena decisión. Desde el punto de vista académico, al ser un máster oficial mantengo abierta la posibilidad de poder realizar posteriormente un doctorado. Desde el punto de vista profesional, me interesa el área del marketing digital porque me gustaría diversificar mis oportunidades de salida laboral, preparándome en un área que se encuentre en constante evolución y demanda; además de que me hace mucha ilusión la posibilidad de adquirir conocimientos que me permitan fijar las bases para emprender mi propio negocio online.

El hecho de que esta preparación se pueden realizar a distancia es una excelente ventaja ya que no resido en Madrid y tengo compromisos que me dificultan asistir físicamente a un campus universitario.

Y como si el universo conspirara, resulta que con esta situación de aislamiento generada por el COVID-19, ahora la enseñanza online es y será la regla. Sé que muchas veces tenemos reservas sobre la educación online, no obstante, para mí esta será la segunda vez que hago estudios a distancia y reconozco sus ventajas. Como todo en la vida, el éxito depende de tu interés, pasión y organización. El estudiante y profesional que se rehuse a utilizar las herramientas informáticas para su formación está limitando su competitividad en el
mercado laboral, pues estamos ante una era globalizada y cada vez más digitalizada.

Entre tanto, yo encantada y agradecida de que “los astros se hayan alineado” para que conociera la fundación y aprovechara esta maravillosa oportunidad.

Imagínense todo lo que podríamos seguir logrando si multiplicamos el mensaje y así incrementamos el alcance de esta comunidad.

 

Lee más historias de éxito de otros venezolanos en la diáspora que han encontrado una oportunidad a través de nuestra fundación en Nuestro Impacto.

comparte esta historia
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¡Transformemos vidas!

100% de tu aporte se dedica a encontrar oportunidades para la diáspora venezolana.