Foto Patricia y Leo

Foto: Ana Luisa Figueredo

“Cuando dices que vas a estudiar Letras, la gente suele mirarte como a un condenado. Dedicar la vida a la palabra, a la literatura y a los libros no significa estar destinado a vivir encerrado en la academia, sepultado en una biblioteca o muerto de hambre; también es posible hacer lo que los verdaderos escritores han hecho siempre: innovar.

Con nuestra maleta de libros a cuestas, hemos descubierto cómo movernos por territorios inusitados. El internet, las marcas y los videojuegos, por ejemplo, no son más que nuevos medios expresivos que se construyen con palabras. Al final, se trata de aprender a contar buenas historias”.

comparte esta historia
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¡Transformemos vidas!

100% de tu aporte se dedica a encontrar oportunidades para la diáspora venezolana.