antonio briceño

Foto: Ana Luisa Figueredo

“En el año 2014, debido a una crisis social inédita en Venezuela, mi país, tuve que emigrar a Barcelona. Desde entonces el hecho migratorio ha sido figura central en mi vida.

Hace algunos meses decidí indagar, a través del estudio de mi ADN, sobre el origen de mis ancestros. Cuando recibí los resultados del análisis comprendí la magnitud del proceso migratorio. Mi ADN contiene la historia de la migración humana muy bien representada: existe en él información de 21 grupos genéticos del mundo.

En virtud de que actualmente soy emigrante, decidí emprender este proyecto, que he llamado Yo somos, en el que quiero destacar la diversidad y movilidad del ser humano y plantear una reflexión sobre la migración como proceso constitutivo de la especie desde sus orígenes.

Busco poner sobre la mesa el tema de la imposibilidad de las razas puras e inmóviles y resaltar la diversidad, no sólo en las culturas y naciones, sino hasta el nivel individuo”.

comparte esta historia
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¡Transformemos vidas!

100% de tu aporte se dedica a encontrar oportunidades para la diáspora venezolana.