Foto Eduardo Grimaldi Romero

Foto: Marienna Gallo

“Los lunes eran sagrados. Religiosamente comíamos asado negro, no muchacho, asado negro, bien negro, con arroz, caraotas y plátano hervido ¡Pero con muchísima salsa!. Así es que me gustaba comerme el asado negro que preparaba mi abuela en Valencia. Todos los lunes nos reunía a toda la familia en su casa para comer, tíos, primos, todos ¡Ese gentío! Y para acompañar, no faltaba una ensalada que hacía con lechuga, tomate, cebolla y una vinagreta de aceite, sal, pimienta, azúcar y mostaza. Y arriba de todo, le ponía granola. ¡Uffff!

Es lo que más extraño de todo. Esos momentos, eso de estar con la familia, con mi abuela y comiendo así.

Estudié medicina en la Universidad de Carabobo. Comencé un postgrado en Memphis, pero por cuestiones de papeles me tocó venirme para acá. Es mi quinto año fuera de Venezuela, 4 años en Florida y ahora aquí. Estoy trabajando como doctor en el campamento la Llanada, todos me dicen “el Doc” y él es Jake, mi perro.»

comparte esta historia
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¡Transformemos vidas!

100% de tu aporte se dedica a encontrar oportunidades para la diáspora venezolana.