Al salir de nuestro país, asumimos muchos retos, uno de ellos es conseguir trabajo. Pasamos horas buscando en internet y pateando la calle para conseguir una entrevista. Pero solemos olvidarnos de una pieza clave en este proceso: el Currículo Vitae (CV).

El Currículo Vitae, es tu carta de presentación, es la hoja que habla de ti antes de una entrevista, por lo que tiene que trasmitirle al empleador todo tu talento e interés por el trabajo que solicitas. No puedes darte el lujo de salir a la calle con un CV hecho a “la carrera” o por salir del paso, con errores ortográficos o mal presentado. Por el contrario, debes dedicarle el tiempo que merece para que sea poderoso y te abra la puerta a una entrevista.

El Currículo Vitae, es tu carta de presentación, es la hoja que habla de ti antes de una entrevista, por lo que tiene que trasmitirle al empleador todo tu talento e interés por el trabajo que solicitas..

Lo más importante es el contenido. El fondo. Debe reflejar quien eres. Debe hacerte justicia. Tienes que posicionarte de una manera poderosa. Como si se tratara de una marca. Sin miedo.

Estos son algunos consejos que pueden servirte a la hora de elaborar tu CV.

Un buen CV es claro y conciso y contiene:

  • Datos personales
  • Párrafo introductorio
  • Experiencia profesional
  • Formación académica
  • Otros datos de interés: idiomas, voluntariado, informática, cursos, deportes, hobbies.

Datos personales: nombre y apellido, email, dirección, teléfono. Hay quienes incluyen sus redes sociales e información legal: nacionalidades, status migratorio.

Párrafo introductorio: Esto es imprescindible. Hay gente que lo hace en 2 partes, párrafo y aptitudes puntualizadas, otros lo hacen todo en un párrafo. Es estilo personal.  Esta parte cumple 3 funciones:  

1. Una descripción sobre ti que el lector pueda ver rápidamente y decidir si lee o no el resto del CV: profesional apasionado o líder visionario con tales y tales aptitudes. Aquí también es importante destacar las cosas que te hacen único y sean relevantes para lo que estás buscando: tu experiencia en eventos de todo tipo, tu capacidad para estructurar, organizar, resolver. Todos tenemos fortalezas y aptitudes. Identifica las tuyas. 

2. Lo que estás buscando. Debe ser conciso. Resúmelo en una línea.  Algunas personas escriben directamente el rol que quieren. Otras escriben el impacto que quieren tener. También puedes escoger no poner ésto en el CV y mandarlo con tu carta introductoria personalizada para cada caso. Siempre viene bien explicar por qué te gusta o interesa la empresa en cuestión. 

3.  Tus aptitudes o capacidades descritas en frases cortas.

Formación académica: Describe cronológicamente todos los estudios que hayas realizado. Sugerimos empezar por lo más reciente. Si tus resultados son buenos, compártelos aquí: promedio, lugar en la promoción, premios, reconocimientos.

Experiencia profesional: Describe cronológicamente toda la experiencia laboral que tengas, incluye pasantías y trabajos a tiempo parcial.

Para cada empresa en la que has trabajado, debes poner una línea que la describa.  Es muy importante, sobretodo cuando la empresa no es archi conocida. Debe ser 1 o máximo 2 líneas.  Para cada rol, es importante escribir 1 o 2 líneas que lo describan y luego 2 o 3 contribuciones clave, lo que tú hiciste y lograste: lideré el equipo multi-funcional encargado de tal y cual, que resultó en un crecimiento de la marca en tanto %. Sabemos que no siempre los resultados son medibles cuantitativamente. También funcionan resultados cualitativos, aprendizajes, experiencias y tareas.

Otros datos de interés: Los CV suelen tener información adicional u otros intereses o experiencias. Aquí van los idiomas, voluntariado, informática, cursos, deportes, hobbies. Esto es sumamente importante porque completan la información que recibe el lector sobre ti, como persona.

Sobre la forma: Sé breve, una o dos páginas es suficiente, cuida tu ortografía y mantén siempre actualizada tu información de contacto. Un buen CV es atractivo visualmente y fácil de leer. Siempre respetando tu estilo. La forma también habla de ti. Adicionalmente, la forma puede ayudarte a resaltar alguna aptitud especial. Por ejemplo, si estás aplicando para un puesto de diseño gráfico, tu CV debe incluir algún elemento creativo. Hoy en día hay unos programas maravillosos que te ayudan a que tu CV sea impactante visualmente (Live Career o CV-Maker).

Por último, re-lee tu CV desde la óptica del lector. Asegúrate que es claro y conciso.

Estamos re-inventándonos y eso es maravilloso.

Todo comienzo es bello.
– Rilke

Esperamos que esta información te sea útil! Dedícale pensamiento e imagínalo como una entrevista. Recuerda que estamos aquí para ayudarte y aclarar cualquier duda que se te presente. ¡Manos a la obra!

 

Bibliografía:

https://www.emagister.com/blog/como-redactar-un-buen-cv/

https://www.livecareer.es/modelos/consejos
comparte esta historia
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

¡Transformemos vidas!

100% de tu aporte se dedica a encontrar oportunidades para la diáspora venezolana.